reganio

Mis amig@s visitantes.

En el medio laboral mexicano, es común la utilización de un documento conocido como “Acta Administrativa“, con el cual regularmente se desea disciplinar alguna falta cometida por un trabajador.

Sin embargo, en muchas ocasiones estos documentos no están redactados de una manera correcta, por los cual no es posible utilizarlos como apoyo en caso de alguna controversia laboral.

Un acta administrativa, es un relato de hechos o declaraciones que son directamente escritas en un papel. Estas declaraciones tienen por objeto plasmar hechos propios que involucran al trabajador o de los testigos y de las circunstancias objetivas que roaearon dichos hechos, y de los cuales se hace su descripción.

Aunque un acta administrativa es un documento escrito, eso no impide que si en ella se menciona, que se puedan anexar registros de otro tipo, como grabaciones, filmaciones, fotografías o croquis o cualquier otro elemento incluso electrónico, que permita ampliar la descripción de los hechos en ella asentados.

¿Cuáles son las formalidades a considerar para la elaboración de un Acta Administrativa?

  •  Participación de un representante sindical (en caso de que tu empresa cuente con sindicato);
  •  Participación de testigos de asistencia (que darán fe de lo que en el acta se manifieste);
  •  Declaracion del inculpado y desahogo de pruebas en su favor (sin este punto, el acta no tendrá validez);
  •  Careos;
  •  Inclusión de anexos probatorios (de cualquier tipo: documentales, electrónicos, de audio, video, etc);
  •  Cierre del acta.

No importa que impliquen una carga de trabajo, las actas administrativas en su redacción deben hacer alusión a los modos de tiempo, lugar y circunstancias claras, auténticas e imparciales de los hechos que en ella se pretenda dejar asentados.

Una aclaración muy importante: El acta tampoco tendrá ninguna validez, si no está firmada por el trabajador involucrado en los hechos que en dicha acta se describen.

Y aunque se trata de un documento que nos ayuda a mantener de cierta forma la disciplina en el centro de trabajo, tampoco es para que abusen de ella, ya que en mis andanzas en la revisión administrativa de los recursos humanos de las empresas, me he llegado a encontrar más de 10 actas administrativas levantadas a un trabajador como supuesto infractor y me encuentro con que ni siquiera están firmadas por ese indisciplinado, por lo que en caso de una controversia, no nos sirve de nada presentarla como prueba de lo que en ella se asienta.  NO nos enfermemos de “actitis“.

ActaAdmva

actitis

Época: Décima Época
Registro: 2011347
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
Publicación: viernes 01 de abril de 2016 10:01 h
Materia(s): (Laboral)
Tesis: I.14o.T.1 L (10a.)

ACTAS DE INVESTIGACIÓN ADMINISTRATIVA. PARA SU PERFECCIONAMIENTO DEBEN SER RATIFICADAS ANTE EL TRIBUNAL LABORAL, AL MENOS POR LAS DOS TERCERAS PARTES DE LOS TESTIGOS DE CARGO.
El perfeccionamiento de las actas de investigación administrativa requiere que sean ratificadas en el juicio laboral por los testigos de cargo, y para determinar el número o porcentaje de éstos, deben considerarse tres aspectos: a) corresponde al titular demandante la presentación de quienes deberán ratificarlas; b) puede justificar y acreditar la ausencia de alguno de ellos; y, c) que ello no se traduzca en una ventaja procesal para el obligado y en una afectación al principio protector del derecho del trabajo. Ahora bien, el titular podría estar imposibilitado para presentar a los testigos que deben ratificar el acta, por causa ajena a la voluntad, como no encontrarlos en el domicilio registrado ante la dependencia; por tratarse de personas ausentes; porque hubieren fallecido, o se encontraren incapacitados física o mentalmente. Todas ellas y otras más justifican el incumplimiento en su presentación si se acreditan en el juicio; pero para que las actas adquieran validez, deberán ser ratificadas, al menos, por las dos terceras partes de los testigos de cargo. En efecto, el porcentaje del 66%, o las dos terceras partes de los testigos de cargo, es acorde con lo siguiente: 1. Que se dé oportunidad a los titulares para que puedan justificar la ausencia de los testigos de cargo y no sean perjudicados cuando ella obedezca a causas ajenas a su voluntad; y, 2. Evitar una posición ventajosa para el titular obligado, tomando en cuenta los principios protectores del derecho del trabajo y que los referidos titulares no dejan de ser los obligados procesales en la presentación de sus testigos para el perfeccionamiento del acta de investigación administrativa, con la que se pretende hacer efectiva la sanción a los trabajadores investigados.

Tesis publicada el 01 abril 2016 en el Semanario Judicial de la Federación.

¡Ah! por cierto. Tampoco sirve de nada llevar un acta administrativa a alguna junta de conciliación.  Es más, ni siquiera deberían recibírselas.  No hay nada en el derecho procesal del trabajo que obligue a las juntas a tener que recibirles un acta administrativa.

Pongo a su consideración, el modelo de un acta administrativa, está en mi página de descargas (registra primero una cuenta); click flecha ir a

.

(754)

# veces visto este post