#LunesDeOptimismo – Saber la diferencia entre tristeza y depresión

feliz"Cuando busco el verano en un sueño vacío /cuando te quema el frío si me coges la mano, cuando la luz cansada tiene sombras de ayer/ cuando el amanecer es otra noche helada." 

                                                                  (Joaquín Sabina, “Nube negra”)

En ocasiones, como dice la canción, podemos sentirnos como en una “nube negra” o realmente mal… En esos momentos pensamos que “Nada va a cambiar”, “Todo me sale mal” o “¿Para qué luchar más si no va a servir de nada?”

Emocionalmente, sentimos de manera muy intensa tristeza.

Es entonces cuando pensamos…"quizás esté deprimid@”…

Algunos síntomas de la depresión son:
1. Realizar las tareas cotidianas requieren  más tiempo. 
Todo parece exigir más energía y requerir más tiempo para ser completado. Las tareas cotidianas y simples se vuelven difíciles y abrumadoras, lo cual hace que aumente el estrés y la ansiedad al tardar más tiempo en terminarlas. 

2. Sentir malestar hacia las palabras de ánimo. 
Muchas personas cuando pasan por procesos de depresión  sienten que no son diferentes, y al ser impulsadas por palabras positivas pueden sentirse frustradas y molestas. 

3. Sentir dolor a nivel físico. sick
Dolor de espalda, calambres estomacales, dolores de cabeza, dolor en articulaciones y extremidades, y malestar general en todo el cuerpo son síntomas extremadamente comunes. Muchas personas deprimidas, duermen mucho y se sienten cansadas todo el día. 

4. Disfrutar de las cosas de manera diferente, o no disfrutarlas. 
Las cosas que solían ser divertidas (escuchar música, ir a la playa o al cine, etc.), pueden parecer poco atractivas cuando se tiene depresión. Lo que solía dibujar una sonrisa y dar alegría, puede convertirse en una experiencia desagradable, y se puede perder el interés en hacer lo que antes generaba placer.

Pero… ¿Qué hacer cuando sentimos estar deprimidos?

Como en tantas otras cuestiones importantes, el primer paso será reconocer con claridad cómo nos encontramos.

Mirarnos al espejo de manera honesta y sincera, y reconocer que… ¡Necesitamos ayuda!

Esto no es fácil, porque quizás no nos consideramos a nosotros mismos personas que se puedan deprimir, pero deprimirse no es una debilidad, si no que, normalmente, es algo que se produce después de haber sido fuertes durante demasiado tiempo.

Autora: Ángela Rodríguez – Psicóloga-Coach – www.sacalomejordeti.es

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Yo por eso decido ser feliz…

feliz

.

 

(9)

# veces visto este post

(9)