#RecomendacionesDomingueras – Para adaptarte al cambio de horario (Univ. Aut. Metropolitana)

galloSi. Es un hecho. Tardamos en adaptarnos unos dos o tres días. El cambio de horario nos afecta a todos.  Hay que estar muy abusados.

Por es emotivo, mi escuela la Universidad Autónoma Metropolitana, nos obsequia con unos tips domingueros, a fin de que no tengamos muchos problemas al tener que levantarnos con este cambio de horario.  Después del salto, el estudio:

Consejos para adaptarse al Horario de Verano
Exponerse a la luz natural o adelantar la hora de descanso, son lagunas terapias sencillas que ayudan al organismo en la adaptación a la finalización del horario de verano y evitan molestias prolongadas, reveló Guadalupe Terán, investigadora de la UAM-Iztapalapa.

La especialista de la Clínica de Transtornos de Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa (UAM-I) explicó que para algunas personas ajustar el horario genera sensación de falta de sueño, cansancio, somnolencia o dormir de forma interrumpida.  Terán Pérez expuso que atrasar una hora el reloj el último domingo de octubre, no significa perder una hora de sueño sino ajustar actividades para iniciarlas con suficiente luz natural y activar el reloj biológico para sincronizarse.

En un comunicado precisó que el descanso adecuado libera sustancias a nivel neurológico para mantenerse alertas durante el día y dormidos en la oscuridad.

Este cambio es como el que se experimenta al viajar y cruzar diferentes husos horarios donde el sueño se desorganiza, pero después de unos días todo vuelve a la normalidad, agregó.

La experta señaló que en casos de mucha sensibilidad al cambio de horario se puede recurrir a diferentes tratamientos como la fototerapia; que consiste en exponerse a luz intensa, preferentemente natural al despertar y oscurecer nuestro ambiente conforme se acerca la hora de dormir.
cambiohorario

La cronoterapia radica en adelantar el momento de retirarse a dormir previo al cambio de horario, o bien, durante los primeros días de éste un promedio de 30 minutos por día, detalló. Indicó que en algunos casos, la terapia farmacológica a base de melatonina, que es una hormona natural, ayuda a la sincronización horaria. Este tratamiento consiste en una toma 30 minutos antes de dormir por uno o dos días. En cualquier caso, se recomienda no automedicarse.

Además, dijo, es importante no preocuparse en exceso o predisponerse a padecer un trastorno pues esto puede derivar en “malas noches” o problemas de ansiedad por no conciliar el sueño.  Se deben evitar bebidas con cafeína, cenar con abundancia o ejercicio intenso en horas próximas al descanso.

Queda, para la reflexión.  Gracias UAM.

(MPH)

(1)