#Lunes de optimismo#Lunes de optimismo. Como dice Peter Druker “Eficiencia significa hacer bien las cosas y Eficacia es hacer las cosas que hay que hacer”. Nuestro objetivo es aprender a ser ¡eficaces de forma eficiente!.

¿Y cómo se puede lograr hacer eso? Veamos:

Tienes que planificar.

Esto conlleva:

– Establecer un Plan de Acción con fecha de cumplimiento.
– Revisar semanalmente los objetivos, hitos y establecer tareas diarias en función de la prioridad (urgencia e importancia).
– Determinar el tiempo que tomará realizar cada tarea.
– Anticipar los obstáculos a los que te enfrentarás y las fuentes de ayuda con las que contarás.

¿Sabes cuál es la clave para clasificar las actividades?
Pues simplemente… ¡hay que priorizarlas determinando el grado de importancia y de urgencia de cada una de ellas!

#Lunes de optimismoTodas las tareas que desarrollamos tienen un diferente grado de importancia y de urgencia, normalmente en diferente proporción. Es por ello, que debemos dedicar atención y tiempo a nuestras tareas en función de su importancia y urgencia.

En productividad, se ha escrito mucho ya sobre cómo tratar cada tipo de actividad y de tarea según sea urgente o importante. No obstante, resulta bastante inútil explicar cómo se debería actuar con las tareas de estas dos clases si no sabemos clasificarlas para empezar.

La importancia y la urgencia de una tarea son atributos. Igual que una persona puede ser lista y bajita a la vez, una tarea puede ser urgente e importante a la vez.

Además esto no es o blanco o negro, tiene toda una escala de grises. En un eje tienes la urgencia de la tarea y en otro tienes la importancia.

Para comenzar vamos a establecer prioridades para todas las tareas.

Angela Rodriguez
Coach de vida.

Por Lic. Pp Soto

Consultor y capacitador profesional en aspectos laborales y de seguridad social (Imss, Infonavit, sua, sipare, contratos de trabajo, terminación de relación de trabajo, nóminas, etc). .