hacer en domingo

#RecomendacionesDomingueras – Cosas para hacer en domingo. El domingo es un día de … ¿qué?

Para algunas personas, el domingo es como cualquier otro día: Despiertas. Descansas. Haces ciertas cosas. Te acuestas. Listo, ya es lunes por la mañana.

1. Tan pronto como te despiertes, mientras estés en la cama, pregúntate cómo te sientes.

Esto es algo con lo que mucha gente lucha.

Están tan acostumbrados a levantarse de la cama tan pronto como suena su alarma. Pero toma un momento para preguntarte cómo te sientes. No como piensas sino que sientes ¿Cómo se siente tu cuerpo? ¿Tienes hambre? ¿Estás cansado? ¿Necesitas otra hora de sueño? ¿Hay algo que te inquiete? ¿Te sientes con energía? ¿Por qué sí algo en especial o por qué no?

Házte esta pregunta y luego siéntate un rato con ella.

Cuando le preguntas a tu cuerpo cómo se siente, te dirá lo que necesita. Y conviene cuidarse más temprano que tarde.

2. Haz algo antes de revisar tu teléfono.

Todos tenemos un hábito notoriamente malo para controlar nuestros teléfonos de forma compulsiva, ya que revisamos el refrigerador cuando tenemos hambre, e incluso cuando no tenemos hambre, o porque simplemente estamos aburridos.

Esa es la peor forma de comenzar tu día.

Antes de ir a desplazarte por tu app de mensajería, probablemente tropezando con una tarea que inmediatamente te pone de mal humor, haz algo por ti mismo. Prepara una taza de café y recoge un libro. Lee el periódico. Ve a correr/caminar/la bici. Escribe. Pinta. Toca un instrumento. Cualquier cosa que sea solo para ti y solo tu.

Es refrescante para el alma.

hacer en domingo3. Haz un licuado verde.

Me refiero a comer sano.

¿Cómo se supone que debes jugar en la cima de tu juego si no te sientes bien? Esto es lo que debes hacer:

Toma la licuadora y mezca media plátano, col rizada, un puñado de hojas de espinaca, media taza de arándanos congelados, un chorrito de jugo de manzana, y si realmente te sientes ambicioso, la mitad de un aguacate (!). Mézclalo con agua (o leche de almendras) y disfruta.

Te sentirás mucho más claro que si hubieras comido un enorme desayuno de hot cakes, o peor, no hubieses comido nada en absoluto.

4. Sal al campo.

Temprano en la mañana, salir al bosque es la manera más rápida de «sintonizar» el día.

¿Qué clase de día es? ¿Qué está pidiendo este día de ti? ¿Es un día de rutina? ¿O es un día de acurrucarse con un libro?

Salir te saca de la energía «familiar» de tu espacio de vida y en contacto con el día mismo. Y una vez que sepas qué día es, debes preguntarte cómo puedes interactuar con ese tipo de día para hacer lo que aún necesitas hacer.

Es todo un baile, y cuanto más consciente seas, más efectivo serás para moverte.

5. Limpia y límpiate

Lo que sea más sucio en tu vida, necesitas limpiarlo.

¿Cocina? Límpialo.  ¿El escritorio? Límpialo.

Hay algo que decir para sentir que todo está donde debe estar, y realmente tiene un impacto en tu vida. Como alguien que desprecia absolutamente la limpieza, he aprendido que el proceso de limpieza realmente no toma tanto tiempo. Especialmente cuando lo haces regularmente.

Hazlo un hábito y manten tu vida en orden.

Este artículo apareció originalmente en la Revista Inc.

Por Lic. Pp Soto

Consultor y capacitador profesional en aspectos laborales y de seguridad social (Imss, Infonavit, sua, sipare, contratos de trabajo, terminación de relación de trabajo, nóminas, etc). .