¿Ratificar en conciliación una renuncia?

en conciliaciónEsta pregunta es muy común. Y también la comento a mis asistentes a mi curso “Terminación de la relación laboral”, el cual, aprovecho para invitarte porque lo daré en #Cancún.

A finales de septiembre, regreso con mis amigos del Colegio de Contadores de #Cancún. Me siento privilegiado, porque me vuelven a llevar. Eso quiere decir que les gustaron mis cursos anteriores que les impartí en el mes de julio próximo pasado.

Pues volviendo al tema que nos ocupa, es menester que en algunas ocasiones en que se termina la relación de trabajo, los patrones quieren estar seguros de que el trabajador no intentará alguna acción posterior y la recomendación que se les hacía es que llevaran al trabajador a la junta local o federal (dependiendo cuál es su jurisdicción), a fin de ratificar la baja por renuncia, a través de un convenio, el cual está fundamentado en:

LFT.  Artículo 33.- [...]
Todo convenio o liquidación, para ser válido, deberá hacerse por escrito y contener una relación circunstanciada de los hechos que lo motiven y de los derechos comprendidos en él. Será ratificado ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, la que lo aprobará siempre que no contenga renuncia de los derechos de los trabajadores.

También para cumplir este objetivo, les comparto un formato de convenio de terminación de la relación de trabajo, pero con la salvedad de que no en todas las juntas de conciliación aceptan recibirlos.

Cuando por fin logramos que algún trabajador problemático negociemos con él para que se retire, el riesgo que conlleva esta acción, es que el trabajador se eche para atrás, porque en la junta le preguntan si va por su propia voluntad y en ese momento puede pensarlo.

Ante esa situación, encontré esta contradicción de tesis de los tribunales que está muy interesante. Veamos:

Se supone que si celebramos este convenio de manera interna, lo que dice esta tesis, es que no es obligatorio acudir a la junta a ratificarla, lo que nos evita incurrir en costos adicionales, lo que en mi particular punto de vista es benéfico. De todas formas, cada asunto es distinto y tu abogado laborista puede insistir en querer acudir con la autoridad laboral, a fin de proteger en mayor instancia al patrón.

Si desean acudir o no a la junta de conciliación, ya será decisión de cada patrón, según la circunstancia de la baja del trabajador.

Atento a sus comentarios y gracias por compartir.

(232)