#LunesDeOptimismo – Libertad financiera

gran dia

¿Cuáles son los mitos y realidades de la libertad financiera?

Mito 1: La Libertad Financiera es tener mucho dinero para poder gastar en lo que te dé la gana.

Realidad: Esto es falso. La Libertad Financiera la alcanzas cuando logras pagar los gastos de tu estilo de vida a través de tus ingresos pasivos (que son los ingresos o rendimientos que obtienes de tus inversiones).

No está enfocada en despilfarrar el dinero en lujos y gastos emocionales, está enfocada en cubrir tus gastos básicos mensuales.

Si quieres incrementar tu estilo de vida, necesitas generar más ingresos pasivos hasta llegar a un nivel llamado Plenitud Financiera.

Mito 2: Solo la gente rica o la gente experta en finanzas puede alcanzar la Libertad Financiera.
Realidad: Esto es falso. Para alcanzar la Libertad Financiera no necesitas tener mucho dinero ni tener un doctorado en finanzas.

Lo único que necesitas es seguir los pasos de todas las personas que alcanzaron la Libertad Financiera, que enseño en mi libro Reconfiguración Financiera.

“La gente rica no es más ni menos inteligente que las demás personas, simplemente hacen cosas distintas y generan resultados financieros distintos”.

Libertad financieraLa Libertad Financiera no es magia, es el resultado de implementar pasos específicos de una manera específica. Lo único que necesitas es conocer, entender e implementar la metodología.

Cualquier persona puede llegar a ella en un plazo de 2 a 3 años.

 Mito 3: Cuando alcance la Libertad Financiera me dedicaré a no hacer nada.
Realidad: Eso es poco probable. Podrías hacerlo porque la Libertad Financiera te da la posibilidad de tomar vacaciones extensas. Sin embargo, la mayoría de las personas que son financieramente libres no se cuelgan en la hamaca esperando a que llegue su último aliento.

Lo que termina sucediendo es que se enfocan en ver de qué manera agregan valor a las demás personas a través de sus talentos personales. Y muchas veces terminan trabajando más que antes, pero la diferencia es que ahora lo hacen en algo que verdaderamente les apasiona.

Espero que esta publicación te ayude a clarificar la realidad sobre la Libertad Financiera.

Y la próxima vez que alguien te hable de ella, pregúntale: ¿eres Financieramente Libre?

Si lo es, escúchalo con atención. Si no lo es, ¡cuidado!, sus consejos te pueden llevar a la quiebra. 

Hacia tu transformación.

Alejandro Saracho
Reconfiguración Financiera

(71)