#Lunes Tres palabras, sólo tres, que comparto al cien por cien y que para mí también simplifican y a la vez nombran lo que es fundamental.

Los LAZOS posibilitan que las relaciones aten, opriman, aprieten, asfixien, agobien o por el contrario, unan, acaricien, acerquen, sirvan para ayudarse, comprenderse, aceptar y sobre todas las cosas respetar.

La calidad de la familia dependerá en gran medida de la calidad de las relaciones con los miembros de ésta, de la calidad de esos “lazos”.

Somos todos personas conviviendo con nuestros pensamientos, emociones, preferencias, gustos, sabores, colores y olores. Todos contamos, aportamos, nos necesitamos unos a otros y, a veces, nos olvidamos.

Todos tenemos el mejor padre/madre que debemos tener: aceptarlos, amarlos, perdonarlos nos ayudará a encontrar nuestra paz interior y a disfrutar todo lo bueno que nos puede regalar la vida.

El AMOR. Los hijos amamos a nuestros padres a través de los ojos de nuestras madres y viceversa.

He tardado mucho tiempo en entender esto pero cuando lo he incorporado a mi vida, a mi propia familia, me ha transformado. No sé que pasará con mi matrimonio, si estaremos siempre juntos o si mañana decidiremos separarnos, de vedad que no lo tengo claro, tampoco me importa demasiado.

En cambio, sí tengo la confianza de que siempre seremos una familia.

Los hijos construyen su concepto de amor a través de nosotros, los padres, y el amor es el pilar que dará la calidad a sus futuras relaciones.

Por todo esto, creo que siempre amaré al padre de mis hijos porque sólo así podré amar a mis hijos.#Lunes

Y al lado del amor no puede faltar la INCONDICIONALIDAD, porque es amar sin condiciones, sin reproches, amar simole y llanamaente, porque queremos amar.

La familia nos dio la vida y nos da la oportunidad de seguir dando vida.

Hay un poema de Dorothy Law Nolte que termina así:

“Si los niños viven sus años más tempranos rodeados de amor sincero, aprenden que el mundo es un lugar maravilloso donde vivir”.

Y realmente este es el legado que les quiero dejar a mis hijos, enseñarles que esta familia que hemos creado entre todos permanecerá en el tiempo ofreciéndoles siempre “lazos de amor incondicional”.

Este ha sido también el legado de mis padres, tengo claro que pase lo que pase, haga lo que haga, su amor es. No debemos permitir que el odio y el rencor consuman nuestros corazones, el perdón cierra una puerta y posibilita volver a abrir las ventanas.

Autor: Anónimo.

.

[post_view] # veces visto este post

Por Lic. Pp Soto

Consultor y capacitador profesional en aspectos laborales y de seguridad social (Imss, Infonavit, sua, sipare, contratos de trabajo, terminación de relación de trabajo, nóminas, etc). .